11.25.2005

Fotos de Magda



He conocido a una mujer rara, diferente las demás. Casi toda su vida ha trabajado como psicoterapeuta y ahora, luego de tanto trajinar con enfermos, terminó un poco como sus pacientes y esta vorágine lo trasladó a la fotografía.
Según esta primera individual, la artista de madurez conceptual ha logrado entablar un símil entre sus pacientes y el óxido de una lata, que ella usa como objeto referente para su trabajo y también como alucine de las emociones.
Magdalena Sangalli cuenta que ha deteriorado más de 300 imágenes para llegar al punto básico de esta exposición, que por cierto lleva un nombre sugerente al tiempo utilizado: "Aprehendiendo a transitar".
Por lo que vi, éste un viaje hacia el subconsciente humano. Las fotografías son muy abstractas, algunas de colores muy fuertes, otras de contenido vacío, las del costado parecen vómito de borracho, la del frente un rayo de sol en movimiento y ése que ella mira atentamente, creo que es un perro atropellado. "Sí" refuta Magda, "un perro y un gato, o lo que quieras ver". Medio cojudo me sentí.
Capaz tenga razón, el retrato no es lo que interesa sino el concepto. Hay mucha gente que ha visto su obra en la sala del CAFAE, incluso una decena de sus pacientes han logrado visualizar sus miedos, sueños, alegrías y rencores en esta singular reunión de 19 piezas que, para bien de muchos, ha sido montada en el marco del V Festival de Fotografía Mirafoto 2005.
Ahora queda preguntarse si el óxido de aquellas fotos evidencian un deterioro del mismo ser humano, capaz sí, pero como dice Magda "al mismo tiempo reflejan la riqueza de las formas y el contenido de las huellas del tiempo", mucha metáfora para un escriba coloquial.

Texto publicado en Revista GENTE 26/12/05

1 Comments:

At 2:52 p. m., Blogger Juan Arellano said...

Post seleccionado para la sección recomendados de BlogsPerú.

 

Publicar un comentario

<< Home